(+34) 946 521 472 info@carvajalyportell.com

Si el 2016 ha estado marcado por el auge del video marketing, el uso de big data, el fin del flash en las webs, la compra de LinkedIn por parte de Microsoft, el posible cierre de Twitter, la batalla entre Snapchat e Instagram por con conquistarnos o el falseo de datos de audiencias, del que ya nos tiene acostumbrado Facebook, y al que se suma twitter… hoy ponemos la vista en lo que está a punto de llegar. Qué cambios en marketing, Redes Sociales e Internet están por venir. Qué tendencias están en camino.

Contenidos de valor para los usuarios

Si el fin de las redes sociales era comunicarse, ¿por qué las marcas siguen hablando solo de sí mismas?. A pesar que “intuimos” que no es altruismo lo que hace Facebook con su algoritmo al “penalizar” las publicaciones de las empresas, (sobre todo porque mediante pago no tiene reparos en difundir tus post), algo está claro: los usuarios se conectan para hablar con sus iguales de lo que a ellos les interesa, por lo tanto, si que el contenido que se les ofrece es interesante seguirá teniendo difusión. Las tendencias para el 2017 en contenidos apuntan que cada vez serán más personalizados y segmentados.

El contenido efímero

Si el 2016 ha dejado algo claro, es la importancia que los usuarios dan a su privacidad y al “aquí y ahora”. Algo que entendió y le sirvió para diferenciarse muy bien a Snapchat. Pues bien, el 2017 será el año de los contenidos caducos. Instagram stories ya se ha subido al carro y todo apunta que no será el único.

Tendencias marketing 2017

El vídeo en directo

A pesar de que muchas marcas olvidan su estrategia en este soporte, no hay que pensar mucho para asegurar lo importante que es el vídeo en la comunicación de una empresa.

En el 2017 el vídeo seguirá triunfando, pero ganará puestos el “live streaming”. Si hace un tiempo YouTube era el rey indiscutible, a día de hoy todas las plataformas ofrecen herramientas audiovisuales y alternativas mejores para el directo. Facebook Live y Periscope han cambiado las reglas en la forma de contar tu historia y a los algoritmos les encanta. Habrá que olvidarse de la perfección y mostrar contenidos más “reales”. Otra la apuesta por la realidad la traerán los vídeos en 360 grados, la adopción de dispositivos de realidad virtual y la toma de planos sorprendentes, que serán posibles gracias a la generalización del uso de drones.

Marcas con personalidad

No es la primera vez que hablamos de la necesidad de crear marcas más humanas y empáticas. Además, si algo nos han enseñado las redes sociales es el poder de los consumidores, que reclaman más apertura, trasparencia y cercanía. Generar engagement y conversar con los usuarios es ya una obligación. A eso se suma la demanda de que se muestren sensibilizadas por el interés común. Las marcas deben despertar emociones y la mejor manera de hacerlo es contando una historia, una experiencia inspiradora que nos involucre. El storytelling se impondrá cada vez con más fuerza.

¿Qué hay del Big data de las empresas?

Ya en 2014 IBM afirmó que en solo dos años (2012 y 2013) se había generado casi el 90% de la información mundial. Echa números y calcula en qué porcentaje andamos a punto de acabar el 2016.

Tras un reciente estudio, GFK Eurisko aseguró que el 23,5% de las empresas sí saben cómo gestionar las grandes cantidades de datos y utilizarlo en sus estrategias. ¿Entonces, es tan importante?

El consumidor de hoy en día navega constantemente en internet dejando claro quién es, que quiere, quienes son sus amigos, dónde compra, cuándo y con qué frecuencia e incluso, dónde está, con su terminal móvil. ¿Te parece interesante incluirla en tu plan de marketing?

Una buena recogida y análisis de los datos permitirá a las empresas marcar sus estrategias, generar contenido valioso o personalizar sus servicios.

¿No había muerto el emailing?

No, ni mucho menos, pero hablo del de calidad, no ese spam que llena nuestros buzones.

Para este 2017 habrá que tener varios datos en cuenta. El primero es que más del 50% de los mensajes recibidos son abiertos en móviles, por ello es imprescindible disponer de un diseño responsive. La segunda es que cada vez más incluirán elementos interactivos que los harán más interesantes.