(+34) 946 521 472 info@carvajalyportell.com

La semana pasada se confirmaba la noticia: habrá botón de “no me gusta” en Facebook. Se trata de un botón que había sido demandado desde hace años y que finalmente, desde la red social, han anunciado que próximamente estará disponible.

A pesar de lo que mucha gente piensa, no se trata literalmente de un botón que indica que algo no te gusta, y su imagen tampoco será la del famoso pulgar hacia abajo. Pero si tantos usuarios lo piden, ¿por qué Facebook no da su brazo a torcer? La respuesta es muy sencilla: no le interesa.

Cuando pensamos en Facebook lo hacemos como una red social donde compartir con nuestros amigos y familiares buenos momentos, fotografías de nuestro último viaje y artículos que nos interesan. La entrada en acción de este nuevo botón podría romper esa dinámica y eso es precisamente lo que no quieren desde la página. Un botón de ‘no me gusta’ podría empezar a generar disputas entre los usuarios y que algunos de ellos empezaran a cerrar sus perfiles al no sentirse a gusto.

Si pensamos en los perfiles empresariales, los riesgos aumentan todavía mas. Hoy en día, gran parte del dinero que Facebook factura llega a través de los anuncios que las marcas colocan en la red social. ¿Y si introducimos el botón para indicar que una marca o producto ‘no te gusta’? La guerra está servida, ya que probablemente unas marcas ataquen a otras o los usuarios puedan ‘boicotear’ aquellas marcas y artículos que no sean de su agrado. A ninguna empresa le gustaría que en su propia página estén dando votos negativos a sus oferta y productos, y por lo tanto las empresas empezarían a abandonar la red social a la velocidad de la luz y Facebook vería caer sus ingresos de forma considerable.

Facebook es consciente de todo esto y por ello está trabajando en un botón que indique, de alguna forma, que sientes empatía hacia la publicación de alguien, pero limitando su uso para no acabar poniéndose la soga al cuello.

Posibles efectos

Este botón introduce una serie de nuevas variables a considerar en torno al marketing en las redes sociales. A día de hoy, cuando algo no te gusta tiendes a comentar esa publicación o a hacer una critica sobre el producto en cuestión. Surge entonces el miedo, por parte de las marcas, a que la gente se limite a indicar que no le gusta un artículo y perder esa parte tan necesaria del feedback.

También se ha creado el debate en torno a si una publicación obtiene un gran número de ‘no me gustas’ se considerará en el algoritmo de estadísticas de Facebook.

Todas estas hipótesis se podrán empezar a descifrar en el momento que se sepa en que lugar estará emplazado el botón dentro de la página, que forma tendrá, cual será su nombre real y si finalmente afectara a los perfiles empresariales o no. Que no cunda el pánico todavía amigos.