Case study

bodas en la playa

Diseño gráfico y editorial | Publicidad

Cartel para mupi

Cartel para circuito de vallas en centros comerciales, publicitando el servicio de bodas del Hotel Igeretxe.

Ficha técnica

  • Cliente: Hotel Igeretxe
  • Título: “Bodas Igeretxe”
  • Tamaño: 100 x 185 cms
  • Impresión: Digital, glasofonada mate, por ambas caras
  • Soporte: Cartón pluma de 10 mm de grosor y backlight para mupi

Menos puede ser mucho más

Nuestro cliente, el Hotel Igeretxe, está emplazado en uno de los lugares más privilegiados de Vizcaya: la playa de Ereaga, en Neguri. Rodeado de mansiones y palacetes de principios del siglo XX, busca diferenciarse de otras empresas del sector que también ofertan la celebración de banquetes de bodas, y cuenta con una ventaja diferencial: está situado en mitad de la playa, frente al mar.

Nos pidieron que realizásemos un anuncio para su publicación en mupis y soportes indoor de grandes superficies, anunciando dicha ventaja competitiva: la posibilidad de ofrecer bodas frente a la playa. El lujo y la calidad del servicio, estando en Neguri, se sobreentiende.

bodapost

Nos pusimos a trabajar con una premisa: el mensaje más corto posible y la carga gráfica mínima para transmitir la idea al completo:  Bodas, playa, distinción, diferenciación.

Nuestra propuesta incluía un mensaje oblicuo, en el que el receptor ha de leer entre líneas para configurar el mensaje en su totalidad: “Bodas Igeretxe”. El mensaje necesita a la imagen y la imagen al mensaje. Entre ellos componen todo un mundo de significación reducido a la mínima expresión.

Un mensaje rotundo: “Bodas Igeretxe” Si es en la playa, es en el Igeretxe.

El texto busca la identificación en rango de exclusividad: si es en la playa, es en el Igeretxe. No es necesario mostrar el entorno. El lector sabe que esta imagen no se repite en otras playas. El receptor es inteligente y termina de construir el mensaje en su cabeza, con lo que lo recordará mejor.

Ni siquiera es necesario mostrar a unos novios en su conjunto. La imagen de las piernas y los pies de dos novios, sobre la arena de la playa, en una postura que insinúa un beso, permite identificarlos inmediatamente. De esta manera se evita recurrir a iconos que se arriesguen a identificaciones personales: “no me gusta el vestido, no me gusta él…” la imagen de la pareja se sintetiza al máximo. Una pequeña parte de los mismos, junto con la palabra bodas, llena el mensaje de significación.

En la parte superior, a la altura de los ojos, se integra el logotipo y los datos necesarios para ponerse en contacto con el hotel, de manera que no se pierdan en el mensaje y el público identifique inmediatamente quién es el emisor.

La campaña, además de diseñarse para exterior y centros comerciales, se reforzó con una newsletter.

¿Quieres ver más casos de estudio?

Puedes visitar nuestra sección proyectos.

Pin It on Pinterest

Share This