Efinorte: una campaña rebelde

Efinorte: una campaña rebelde

Case study

Efinorte: una campaña rebelde

Publicidad

Campaña publicidad exterior

Cliente:  Efinorte

  • Creatividad
  • Copy
  • Diseño
  • Artes finales

 

Publicidad para después del confinamiento

Esta es una campaña surgida después del confinamiento de 2020 y claro, eso se tenía que notar.

Una de las consecuencias de la pandemia fue la llegada de un tsunami de campañas de soft advertising o lo que, de manera más llana, podríamos llamar publicidad del “buenísmo”.

La red y los medios de comunicación tradicionales se llenaron de mensajes del tipo “Sois estupendos”, “De esta salimos entre todos”, “Yo me quedo en casa por responsabilidad”, “Separándonos para estar más unidos que nunca”… así que nuestro cliente tuvo que pestañear unas cuantas veces cuando le dijimos que queríamos ir a contracorriente.

Otras consecuencias del Covid

Otra de las consecuencias del confinamiento fue que los ciudadanos tuvieron tiempo suficiente para localizar todos y cada uno de los defectos de sus viviendas. Así que después de unos meses de ahorro forzoso, instaladores de calefacción, rehabilitadores, gremios de reformas y promotores de vivienda unifamiliar empezaron a hacer su agosto. Los que no querían un suelo radiante soñaban con un balcón y los que ya lo tenían, estaban empezando a plantearse conseguir un jardín.

Para aprovechar este pico de demanda, nuestro cliente, especializado construcción de viviendas bajo los estándares Passive Haus, nos pidió que pusiéramos en marcha una campaña masiva en el metro de Bilbao, que promocionase su sistema constructivo, mucho más eficiente y confortable que el de una vivienda tradicional.

Pues ahora nos quedamos en casa

El comienzo de la campaña estaba previsto para junio de 2020, la época en la que tímidamente nos empezaban a dejar salir de casa, así que le propusimos hacer un guiño canalla al público con un mensaje rebelde: “Ahora vas a ser tú quien no quiera salir de casa” De esta manera, buscábamos atraer su atención, potenciar la empatía y mejorar el nivel de recuerdo. ¿No nos habéis tenido confinados cuatro meses? Pues ahora no queremos salir, porque en una vivienda Efinorte se está tan bien, y es tan confortable, que simplemente no nos da la gana.

La campaña tuvo tan buen acogida que, estando prevista solo para el mes de junio y julio, se ha mantenido “en cartelera” durante bastantes meses después del verano.

Digital Signage

Aprovecha todas las posibilidades de la cartelería digital

¿Quieres ver más casos de estudio?

Puedes visitar nuestra sección proyectos.

bodas en la playa

bodas en la playa

Case study

bodas en la playa

Diseño gráfico y editorial | Publicidad

Cartel para mupi

Cartel para circuito de vallas en centros comerciales, publicitando el servicio de bodas del Hotel Igeretxe.

Ficha técnica

  • Cliente: Hotel Igeretxe
  • Título: “Bodas Igeretxe”
  • Tamaño: 100 x 185 cms
  • Impresión: Digital, glasofonada mate, por ambas caras
  • Soporte: Cartón pluma de 10 mm de grosor y backlight para mupi

Menos puede ser mucho más

Nuestro cliente, el Hotel Igeretxe, está emplazado en uno de los lugares más privilegiados de Vizcaya: la playa de Ereaga, en Neguri. Rodeado de mansiones y palacetes de principios del siglo XX, busca diferenciarse de otras empresas del sector que también ofertan la celebración de banquetes de bodas, y cuenta con una ventaja diferencial: está situado en mitad de la playa, frente al mar.

Nos pidieron que realizásemos un anuncio para su publicación en mupis y soportes indoor de grandes superficies, anunciando dicha ventaja competitiva: la posibilidad de ofrecer bodas frente a la playa. El lujo y la calidad del servicio, estando en Neguri, se sobreentiende.

bodapost

Nos pusimos a trabajar con una premisa: el mensaje más corto posible y la carga gráfica mínima para transmitir la idea al completo:  Bodas, playa, distinción, diferenciación.

Nuestra propuesta incluía un mensaje oblicuo, en el que el receptor ha de leer entre líneas para configurar el mensaje en su totalidad: “Bodas Igeretxe”. El mensaje necesita a la imagen y la imagen al mensaje. Entre ellos componen todo un mundo de significación reducido a la mínima expresión.

Un mensaje rotundo: “Bodas Igeretxe” Si es en la playa, es en el Igeretxe.

El texto busca la identificación en rango de exclusividad: si es en la playa, es en el Igeretxe. No es necesario mostrar el entorno. El lector sabe que esta imagen no se repite en otras playas. El receptor es inteligente y termina de construir el mensaje en su cabeza, con lo que lo recordará mejor.

Ni siquiera es necesario mostrar a unos novios en su conjunto. La imagen de las piernas y los pies de dos novios, sobre la arena de la playa, en una postura que insinúa un beso, permite identificarlos inmediatamente. De esta manera se evita recurrir a iconos que se arriesguen a identificaciones personales: “no me gusta el vestido, no me gusta él…” la imagen de la pareja se sintetiza al máximo. Una pequeña parte de los mismos, junto con la palabra bodas, llena el mensaje de significación.

En la parte superior, a la altura de los ojos, se integra el logotipo y los datos necesarios para ponerse en contacto con el hotel, de manera que no se pierdan en el mensaje y el público identifique inmediatamente quién es el emisor.

La campaña, además de diseñarse para exterior y centros comerciales, se reforzó con una newsletter.

¿Quieres ver más casos de estudio?

Puedes visitar nuestra sección proyectos.

Pin It on Pinterest