La revolución del directo

La revolución del directo

En este momento, un simple botón en nuestros teléfonos móviles nos permite iniciar una retransmisión de vídeo en directo. Un 91% de los dispositivos en España incorporan ya conexión a Internet y 9 de cada 10 usuarios pueden lanzar contenidos en vivo desde cualquier lugar. Si el año 2016 se ha caracterizado por la revolución de esta nueva forma de comunicación a través de las redes sociales, el 2017 será el año en el que se asiente y perfeccione.

Todo comenzó con el lanzamiento de Periscope, la primera aplicación que permitía el vídeo en directo que no dejó indiferente a nadie. A los tres meses de su puesta en marcha en el 2015 ya contaba con 10 millones de usuarios activos y al final del primer año, superaba las 200 millones de retransmisiones. Fue Twitter quién tomó testigo de esta innovación y la incorporó enseguida a su aplicación.

El resto de las redes sociales se han ido sumando a este nuevo formato ofreciendo servicios adicionales y oportunidades al usuario. Facebook Live Video en un principio sólo estaba disponible para personajes públicos pero más tarde la opción streaming pasó a estar en manos de todos los usuarios de la plataforma. Las novedades que añadió fueron entre otras: las reacciones mediante emoticonos, la aplicación de filtros, realización de encuestas en directo, posibilidad de dibujar doodles en la pantalla.

Recientemente se ha sumado a la iniciativa Instagram Live. La aplicación había lanzado el pasado mes de julio Instagram Stories compitiendo con Snapchat con la posibilidad de subir fotos y vídeos a la historia del usuario y de que estas desaparezcan pasadas las 24 horas. Desde noviembre, permite la emisión de imágenes en directo y a diferencia de las otras redes sociales, en esta los vídeos no se guardan en el perfil por lo que no es posible su visualización en diferido.

YouTube, que siempre trata de mantenerse como principal plataforma en la transmisión de este tipo de contenidos, lanzará mañana una nueva herramienta: Super Chat. El fin es que, tanto aficionados como creadores de vídeo, establezcan una conexión más fluida durante los directos. Cualquier usuario puede comprar Super Chat y de esta forma, resaltar su mensaje entre la multitud que recibe el creador.

Está demostrado que los vídeos en vivo y en directo atraen mayor cantidad de interacción: multiplican hasta en un 50% el índice de respuesta en comparación con otros contenidos audiovisuales, aumentan el número de ‘me gustas’ y los comentarios de las publicaciones. Los que se pueden beneficiar de esta nueva herramienta son muchos, tanto empresas como medios de comunicación o políticos, entre otros.

Esta vía de comunicación es eficaz siempre y cuando se logre poner al usuario en lugar de la otra persona, sólo así captará su atención, y para ello, debe conocerse cuál es el público target y la manera de llegar a él.

No pensemos que tener al alcance esta nueva forma de comunicar significa que tengamos que utilizarla para absolutamente todo. De hecho, no debemos. A la hora de retransmitir imágenes en directo sería conveniente tener en cuenta ciertos factores:

  1. ¿Es necesario emitir en directo a través de las redes sociales?

Tiene muchos más riesgos que la emisión de un vídeo en diferido, con su edición y montaje. Algunos de los fallos que nos podemos encontrar es una mala iluminación o audio, un horario inadecuado para nuestra audiencia o cualquier tipo de imprevisto como lo puede ser un fallo de conexión. Por otro lado, no debemos excedernos con los contenidos, retransmisiones constantes y sin importancia. Tres casos claros que merecen la pena ser retransmitidos y que añaden valor a nuestra marca son:

  • Lanzar un nuevo producto
  • Mostrar cómo se usan tus productos (trucos, consejos…)
  • Entrevistar a alguien relevante y/o responder preguntas
  1. ¿Qué plataforma conviene utilizar?

Hoy contamos con varias plataformas que permiten la retransmisión en directo mediante nuestras redes sociales y por ello, debemos escoger aquella en la que nuestra audiencia sea más potente y podamos ejercer mayor influencia. Algo a tener en cuenta, también, es que el visionado de contenidos en algunas de ellas no es posible una vez finalizado el directo, como es en el caso de Instagram.

  1. Vídeo en directo no es sinónimo de improvisación

Y este es un grave error de principiante. Toda estrategia de comunicación requiere previamente una planificación, un motivo y objetivos claros.

El vídeo en directo es una potente herramienta y con un buen uso de ella puede llegar a convertirse en un pilar de confianza entre la marca y el público. A los consumidores digitales les transmite credibilidad porque ven las cosas tal cual son. Además de ser mucho más efectivo para captar clientes y aumentar ventas, uno se puede ahorrar buena parte de la inversión publicitaria.

Otras de sus ventajas:

  • Mejora posicionamiento SEO
  • Incremento del recuerdo de la marca
  • Mayor engagement y efectividad
  • Aumenta la tasa de conversión

Esta revolución sólo acaba de empezar. Habrá mejoras que estén por llegar y que decidirán finalmente cuál va a ser el papel de la emisión en directo. Durante el año pasado, se trabajaba para potenciar el vídeo y hoy, se apuesta por que los usuarios se lancen y emprendan un camino con esta nueva estrategia.

¿Guerra entre las marcas con el nuevo botón de Facebook?

¿Guerra entre las marcas con el nuevo botón de Facebook?

La semana pasada se confirmaba la noticia: habrá botón de “no me gusta” en Facebook. Se trata de un botón que había sido demandado desde hace años y que finalmente, desde la red social, han anunciado que próximamente estará disponible.

A pesar de lo que mucha gente piensa, no se trata literalmente de un botón que indica que algo no te gusta, y su imagen tampoco será la del famoso pulgar hacia abajo. Pero si tantos usuarios lo piden, ¿por qué Facebook no da su brazo a torcer? La respuesta es muy sencilla: no le interesa.

Cuando pensamos en Facebook lo hacemos como una red social donde compartir con nuestros amigos y familiares buenos momentos, fotografías de nuestro último viaje y artículos que nos interesan. La entrada en acción de este nuevo botón podría romper esa dinámica y eso es precisamente lo que no quieren desde la página. Un botón de ‘no me gusta’ podría empezar a generar disputas entre los usuarios y que algunos de ellos empezaran a cerrar sus perfiles al no sentirse a gusto.

Si pensamos en los perfiles empresariales, los riesgos aumentan todavía mas. Hoy en día, gran parte del dinero que Facebook factura llega a través de los anuncios que las marcas colocan en la red social. ¿Y si introducimos el botón para indicar que una marca o producto ‘no te gusta’? La guerra está servida, ya que probablemente unas marcas ataquen a otras o los usuarios puedan ‘boicotear’ aquellas marcas y artículos que no sean de su agrado. A ninguna empresa le gustaría que en su propia página estén dando votos negativos a sus oferta y productos, y por lo tanto las empresas empezarían a abandonar la red social a la velocidad de la luz y Facebook vería caer sus ingresos de forma considerable.

Facebook es consciente de todo esto y por ello está trabajando en un botón que indique, de alguna forma, que sientes empatía hacia la publicación de alguien, pero limitando su uso para no acabar poniéndose la soga al cuello.

Posibles efectos

Este botón introduce una serie de nuevas variables a considerar en torno al marketing en las redes sociales. A día de hoy, cuando algo no te gusta tiendes a comentar esa publicación o a hacer una critica sobre el producto en cuestión. Surge entonces el miedo, por parte de las marcas, a que la gente se limite a indicar que no le gusta un artículo y perder esa parte tan necesaria del feedback.

También se ha creado el debate en torno a si una publicación obtiene un gran número de ‘no me gustas’ se considerará en el algoritmo de estadísticas de Facebook.

Todas estas hipótesis se podrán empezar a descifrar en el momento que se sepa en que lugar estará emplazado el botón dentro de la página, que forma tendrá, cual será su nombre real y si finalmente afectara a los perfiles empresariales o no. Que no cunda el pánico todavía amigos.

5 consejos para que las RRSS hagan brillar tu marca

5 consejos para que las RRSS hagan brillar tu marca

Estamos cansados de oír en todos los medios de comunicación como una cuenta de Facebook, de Twitter o un perfil de Linkedin puede ayudarte a posicionar la marca de tu empresa en el mercado y lanzarte al éxito. Parece una acción económica, fácil y rápida que puede situar a tu negocio en lo más alto; pero precaución, mucha precaución.

A simple vista es una labor que hasta un niño podría hacer, pero nada mas lejos de la realidad. Una adecuada gestión de las redes sociales de una marca requiere de unos conocimientos específicos y de una gran capacidad de análisis y reflexión.

A continuación os presentamos cinco pautas para conseguir optimizar el funcionamiento y la gestión de las redes de tu negocio.

Pienso, luego existo. Parece obvio, pero no siempre es así. Antes de publicar un tweet, una foto en Facebook o cualquier comentario en una plataforma online hay que pensar en su repercusión. Una vez que el material está en la red es muy difícil borrarlo y puede volverse en nuestra contra. Escribe cada comentario como si estuvieses hablando ante un auditorio lleno de público,

RRSS Personales vs. RRSS Profesionales. Hay que saber diferenciar muy bien entre el contenido de ambas. Una foto sobre la excursión que has hecho el domingo puede tener un espacio en tu Facebook personal, pero no procede en el de la empresa. Aun así, no porque sea la red personal todo vale. Hay que tener en cuenta que ciertos comportamientos pueden afectar nuestra imagen personal y por lo tanto también la de tu marca. Ante todo, deberemos respetar los valores de nuestra empresa y ser coherentes con ellos en lo que mostramos de nuestra vida personal. Si por ejemplo, trabajo para una determinada empresa de café, no tiene sentido colgar fotos en las que se me vea consumiendo un producto de la competencia.

Gestión a través de un profesional. Estamos acostumbrados a que el propio responsable o dueño de la empresa sea quien gestiones la cuenta de Twitter o Linkedin. En estos casos lo que suele ocurrir, debido a la falta de tiempo de estas personas, es que las RRSS se convierten en una herramienta a la que le dedican únicamente los ratos libres y añaden contenido sin un determinado orden.

Las redes sociales, al igual que ocurre con el resto de acciones empresariales, requieren de una planificación previa y de una estrategia que nos facilite los pasos a dar para lograr los objetivos que se pretenden alcanzar.

Contenido actualizado, relevante y transparente. Esta directamente relacionada con el apartado anterior. Si disponemos de una persona para gestionar los contenidos podrá actualizar de forma periódica la información y estar al día de las novedades y tendencias del ámbito de nuestra empresa.

Vuestros seguidores son clientes potenciales y debemos ofrecerles no solo contenido interesante y actual, si no una conversación fluida con nosotros en la que puedan exponer sus dudas y en algunos casos sus valoraciones, tanto negativas como positivas.

Menos es más. Como conclusión debemos grabarnos a fuego esta reflexión. Si dudamos sobre la publicación de una foto o un comentario, siempre es mejor respirar hondo y esperar un tiempo hasta tener las cosas claras. Lo mismo ocurre con repetir contenidos o bombardear a la audiencia con 30 tweets diarios, ya que el efecto puede ser también el contrario al deseado.

Más vale prevenir que curar.

4 consejos para una buena comunicación online

4 consejos para una buena comunicación online

Cualquier acción de comunicación debe tener claro el objetivo a conseguir y además, debería atender estos cuatro consejos:

  1. Construir los cimientos: crear la cuenta con el nombre de nuestra marca o empresa en las redes sociales, principalmente en Twitter, Facebook y Linkedin. Para poder medir el tráfico en nuestros sitios, configurar una cuenta en Google Analytics.
  2. Que nos encuentren: para aparecer en los primeros resultados de los buscadores, debemos identificar cuáles son las palabras y términos clave que utilizarán mis clientes para buscar el producto que ofrezco. Mi sitio web y sus contenidos deben contener esos términos clave.
  3. Participar en la comunidad: desde dentro de la empresa o confiando el servicio a una agencia de comunicación, generar listas en Twitter, crear campañas de email marketing,  responder a las preguntas de los clientes realizadas en Facebook, Linkedin o a través de cualquier otra vía.
  4. Cuidar los contenidos: crear contenido llamativo y fácil de compartir provocará un mayor movimiento en la red. Otra buena opción es mencionar a empresas o marcas, ya que es probable que estas lo compartan.
El 68% de los CEO’s no tiene presencia en las redes

El 68% de los CEO’s no tiene presencia en las redes

Linkedin es la red social con más éxito entre los consejeros

Pese a la ya demostrada importancia de las redes sociales para las empresas, el 68% de los CEO’s americanos carecen de un perfil en ellas, como muestra el último estudio realizado por la web CEO.com.  De los consejeros delegados incluidos en la lista Fortune 500, solo el 28 está en Twitter, 5 en Google+ y 38 en Facebook.

Las razones para no estar presente en las redes son diversas; falta de tiempo, miedo al cambio, poco interés en comunicar o recelo de la transparencia que estas exigen. Consejeros de empresas tan grandes como Coca-Cola, Visa o General Motors son invisibles en la red.

Por su parte, Linkedin es la red social que más éxito tiene, con 140 CEO’s. Sin embargo su actividad en ella es bastante desigual. Están los que abren una cuenta y la abandonan, y aquellos que procuran sacarle todo el partido posible. Según el informe, el 65% de ellos tiene menos de 100 contactos, mientras que el 20% cuenta con más de 500.

Fuente.

Pin It on Pinterest