Técnicas de registro sonoro para podcasts

Técnicas de registro sonoro para podcasts

La tercera y última sesión organizada Podcaster@s profundizó en los aspectos técnicos de un buen registro sonoro de la mano de Martín Cruz, director de sonido del podcast Las Raras (Chile). Si te gusta el cacharreo, te recomendamos que veas la sesión completa aquí y que te descargues previamente los audios que utilizó como ejemplo.

Descubrir lo que se esconde detrás de un “simple” registro sonoro construido con buenos mimbres, tiene tela. Grabar bien es complejo. Martín fue generoso compartiendo todo su conocimiento sin escatimar en tiempo. Construyó la charla sobre tres sólidos pilares: el espacio sonoro, los micrófonos y las técnicas de registro. Su exposición no tiene desperdicio, pero ahí van las notas que nos resonaron especialmente.

Espacios sonoros. Los sonidos, al interactuar con los espacios, se relacionan, cambian y hacen que los identifiquemos. Sin duda, todos visualizaríamos rápidamente una escena que transcurriese en una iglesia, en un túnel o dentro de un coche; tienen sonidos característicos.

  • La voz en off debe ser aséptica, no debe estar suscrita a un espacio identificable. Si así fuese, rompería su atemporalidad. Por eso, es recomendable grabar siempre en estudio donde no hay ruido de fondo. Muchas entrevistas responden a esto, ya que se quiere que la voz sea la protagonista, sin ningún aditamento externo que distraiga al oyente.
  • A veces, puede ser lo contrario. Si entrevistamos a un chef, por ejemplo, quizá queramos rescatar la sonoridad del espacio de una cocina, que sí le pertenece al protagonista.
  • En ficción, es deseable que el oyente se sitúe en un espacio sonoro concreto. Podría ser ficticio, en una nave espacial, o en un espacio real, dentro de un coche.
  • Foley es el registro sonoro de los sonidos que hacen los objetos. Recomienda que grabemos por separado como suena la puerta, los pasos, el funcionamiento de un objeto… resultará muy útil al hacer el montaje posterior.
  • Para entrevistas en exteriores insiste en la importancia de alejarse del viento, del ruido… si es dentro de la casa del entrevistado… sálvese quien pueda… desconectar todo lo que haga ruido, poner alfombras, cojines, cortinas, evitar salas pequeñas que cancelarán muchas frecuencias…

Micrófonos. Hay dos familias, dinámicos y de condensador. Los primeros son más resistentes, soportan bien la humedad y no necesitan alimentación externa. Pero son menos sensibles por lo que necesitan estar cerca de la fuente de sonido. Esto los hace idóneos para grabar en lugares donde haya mucho sonido ambiente o viento. Los de condensador, además de necesitar alimentación externa, son más frágiles, resisten en menor grado la humedad y son altamente sensibles, por lo que captan todas las sutilezas.

A la hora de elegir el micrófono más conveniente, Martín remite al patrón polar. Pensar con antelación de dónde vendrá el sonido que queremos captar y elegir entre un micro omidireccional, cardioide, bidireccional, supercardioide o lobar.

Algunos trucos que también compartió, fue por ejemplo, situar el micrófono de lado en lugar de enfrente de la boca. De esa manera, el aire que exhalamos al hablar, no choca y se evitan sonidos desagradables. Por otro lado, insistió en la importancia de poner un “peludo” en el micro si el viento es perceptible.

Técnicas de registro. En el bloque dedicado a las técnicas de registro (mono/estéreo), Martín recomienda grabar en mono cuando se trate de una narración con voz en off. La misma sugerencia hace para las entrevistas, eso sí, cada individuo debe tener su propio micro de manera que cada voz se pueda trabajar en postproducción. En el caso de un podcast documental, es más útil e interesante el modo estéreo. El ambiente que se genera aporta una diferencia abismal, la inmersión en el relato es mucho más profunda. En el caso de historias de ficción, ocurre exactamente igual. Por ejemplo, cuando intervienen varios personajes, el modo de grabación es estéreo ayuda a ubicar a cada uno en la escena.

Los 5 secretos para una buena ficción sonora

Los 5 secretos para una buena ficción sonora

Ana Alonso y Alfonso Latorre, de Podium Podcast fueron los invitados por Podcaster@s para desvelarnos Los 5 secretos para una buena ficción sonora.

Ahí van, con los comentarios que más nos gustaron:

Secreto 1. Escribe y estructura tu historia pensándola siempre en términos sonoros.

  • Piensa desde el principio de la creación en sonido. Si el relato puede girar en tono al audio, mejor. Solo vas a tener el oído del oyente, tiene que entender lo que escucha.
  • Para ilustrar esta afirmación, explicaban cómo resolvieron con audio la visualización de la máquina construida en 1879 que los personajes utilizan para viajar de un universo a otro en Menlo Park: un artilugio mecánico con infinidad de engranajes que suenan como un viejo reloj. Cuando funciona, se activan unos discos de luz, y cada disco suena en una nota específica. No lo vemos como pero sí lo visualizamos.
  • Escribir la ficción para audio. Utilizar cosas que suenen.
  • Evitar en lo posible escenas en lugares cerrados, sin ruido de fondo y que no “suenen”. De lo contrario, será aburrido para el oyente, sobre todo si la escena es larga. Ana y Alfonso contaban cómo reconstruyeron otra escena de Menlo Park llevando la conversación de los personajes a las calles de Londres, recreándose en el bullicio de una ciudad en guerra.
  • Alfonso insistía en la importancia de definir muy bien toda la estructura del relato, de principio a fin, teniendo muy claro el contenido de cada episodio. Si no es así, se corre el peligro de caer en contradicciones y pérdida del ritmo.
  • Respecto a las actrices y actores: antes se hablaba de actores de voz, pero esto ya no es así. Ahora intervienen actores y actrices de teatro, profesionales de radio… buscan voces naturales y evitan el tono publicitario de los dobladores.
  • La ficción sonora debe acercarse más al cine, debe ser más natural. Si percibes el artificio, sales de la historia.

Secreto 2. La dirección de actores: si eres intérprete de audio ten presente que sólo te escuchan.

  • No hace falta sobreactuar por el hecho de que no te vean, hay que evitar enfatizar.
  • Ser actor de audio no significa recrearse en la voz de uno mismo.
  • Ojo con utilizar voces parecidas, el oyente podría perderse.
  • Las voces deben ser naturales y nada de caricaturizar.
  • El cuerpo importa mucho, los actores locutan mejor de pie, gesticulando. Es importante utilizar el cuerpo para grabar. Es muy difícil escenificar acción estando sentado… si hay peleas, quizá sea preciso forcejear en el estudio. Si hay una persecución, probablemente sea recomendable correr realmente hasta jadear.

Secreto 3. Intenta contar tu historia sin la ayuda de un narrador

  • Escuchar una sola voz continuamente puede resultar monótono y aburrido.
  • El narrador no debe explicar paso a paso cómo se viste un personaje y sale de casa. Habrá que recurrir a diálogos u otros recursos que describan esa acción con éxito, pero sin un narrador.
  • Suprime al narrador y piensa como lo contarías sin él.
  • Hay muy pocas películas en las que haya un narrador que hable más de dos minutos seguidos. Simplemente dan paso a escenas, que es lo recomendable en podcasts.
  • A veces, se puede reconvertir al narrador en un personaje de la trama que habla con el oyente y también con los personajes. Por ejemplo, en “A sangre fría”, Truman Capote es escritor, narrador y personaje.
  • Para los rótulos, siempre usan una voz, que es diferente a un narrador. Alertan sobre el uso excesivo de este recurso.

Secreto 4. Una ficción no es un videoclip: “para que haya montañas tiene que haber valles

  • No sobrecargar. Tendemos a “sobremontar” No hay que rematar siempre una escena de forma contundente. Hay que ser fiel al guión.
  • Evitar el “horror vacui”.
  • El audio solo se oye y no es perogrullo. Pensar si el oyente entenderá este o aquel sonido.
  • Cuidado con el ritmo, no apabullar. El silencio es un magnífico recurso. En algunas escenas su uso es casi obligatorio.
  • Ana siempre evita las músicas premonitorias que, incluso, pueden hacer un spoiler del relato: “que entre lo chungo cuando ya ha ocurrido lo chungo”.

Secreto 5. Juega con los planos sonoros: ¿dónde está el micrófono?

  • El plano sonoro es fundamental. Pensar siempre el lugar donde debe estar el micro.
  • Todos los personajes no están en el primer plano sonoro.
  • Pensar dónde tendrías la cámara, como se haría en el cine. ¿A quién sigue la cámara? ¿Con quién está la cámara?
  • Por ejemplo, si escuchas una conversación telefónica, estaremos con el que está a este lado del teléfono y escucharemos la voz enlatada y lejana del que está en la otra parte.
  • Imaginar las escenas espacialmente.
  • Si no tienes medios para conseguir buenos efectos sonoros, es preferible prescindir de ellos.
  • Jugar con los planos sonoros lo justo, no complicarse la vida especialmente en los inicios podcastertos.

Si quieres ver la sesión integra, en este enlace la tienes.

Recuerda que la tercera y última sesión será el próximo sábado 25. Martin Cruz (Las Raras, Chile) nos ayudará a entender mejor las Técnicas de registro Sonoro para podcasts.

Periodismo de Investigación y podcasts

Periodismo de Investigación y podcasts

Podcaster@s  celebró el sábado 11 la primera de las tres sesiones sobre podcasting que tiene programadas para este mes de julio. Con el título “Periodismo de investigación y podcasts”, Carlos Puig (Así como suena, México) habló de las mejores prácticas para comenzar un proyecto de periodismo de investigación en formato podcast.

Habló de periodismo con una mirada amplia, más allá del formato. Recordó axiomas que pueden resultar familiares a quienes han pasado por la facultad de periodismo: actualidad, carácter e interés público, proximidad y verosimilitud. Y continuó recitando como un mantra el que considera principio fundamental: verificación – verificación – verificación, es decir, no añadir, no engañar, contraste y transparencia con las fuentes…

Y también, desarmó lecciones que habían quedado grabadas a fuego en las aulas: la pirámide invertida ya no funciona. La mayor carga informativa no debe entregarse al principio. En los podcasts es al revés, debe tener una narrativa de relato: personajes, trama, misterio y un desenlace no previsto. La historia necesita un personaje y la voz del periodista es quien guía. “La magia de los podcasts es la intimidad: el que escucha cree que sólo están hablando para él”. Por esto insistía en que la voz es imposible que sea impersonal: quien cuenta lo hace en primera persona. Y esto no significa que recurran a profesionales. Son los mismos periodistas los que locutan en cada programa.

Incidió de forma insistente en la importancia del guión, “las mejores películas son las que más se trabajan antes de filmar; lo que no está en el guión, no existe.” – afirmó.

Previno a los futuros periodistas podcasteros, que cada episodio debe ser como un iceberg: se emite sólo una pequeña parte esencial que se soporta por una ingente cantidad de información recopilada previamente a base de entrevistas y otros audios.

Después de su exposición, hubo un tiempo generoso para preguntas que enriquecieron la sesión. Estos son algunos comentarios que nos parecieron más interesantes:

  • Se perdona que la radio se oiga mal, pero no un podcast.
  • Su modelo de negocio se basa mayoritariamente en la publicidad vía patrocinio de programas o anuncios dinámicos que colocan terceros. Empiezan a ganar fuerza otras fuentes de ingresos como plataformas que remuneran en función del tiempo de escucha de los usuarios, como por ejemplo Podimo.
  • Desde el punto de vista técnico, para empezar en el mundo de los podcast, aconseja invertir en una buena grabadora o móvil y un micrófono.
  • Y desde el punto de vista del contenido, insiste en hablar de asunto en lugar de tema. Cita como ejemplo que, en lugar de hablar del tema “corrupción”, se debe abordar un caso concreto y preciso cuyo trasfondo pueda ser ese.
  • Como ejemplos de buenas producciones periodísticas en formato podcast recomienda por este orden: Serial, Asi como Suena y Las Raras.
  • “Los programas a veces se graban a la primera, y otras requieren más de once intentos”
  • La promoción de sus podcasts inicialmente era mediante publicidad pagada en redes sociales. Ahora que han ganado audiencia, cuentan con una persona dentro del equipo que interactúa en redes y cuida el posicionamiento orgánico.
  • “Lo que no da la narración, no lo da la producción”. Y una mala producción puede estropear una buena narración.
  • Cada podcast debe contar una sola historia.
  • Defiende el nombre Audiodocumental en lugar de podcast.

Si quieres escuchar la charla completa, está disponible en YouTube. Recuerda además, que Podcaster@s ha organizado otras dos sesiones:

  • Sesión 2. 18 de Julio.
    Los 5 secretos para una buena ficción sonora
    Ana Alonso y Alfonso Latorre (Podium España)

 

  • Sesión 3. 25 de Julio.
    Técnicas de registro sonoro para podcasts
    Martín Cruz (Las Raras, Chile)
6 tendencias en marketing que veremos en el 2017

6 tendencias en marketing que veremos en el 2017

Si el 2016 ha estado marcado por el auge del video marketing, el uso de big data, el fin del flash en las webs, la compra de LinkedIn por parte de Microsoft, el posible cierre de Twitter, la batalla entre Snapchat e Instagram por con conquistarnos o el falseo de datos de audiencias, del que ya nos tiene acostumbrado Facebook, y al que se suma twitter… hoy ponemos la vista en lo que está a punto de llegar. ¿Qué cambios en marketing, redes sociales e Internet están por venir?¿Qué tendencias están en camino?

(más…)

¿Por qué fracasan las empresas en las redes sociales?

¿Por qué fracasan las empresas en las redes sociales?

La mayor parte de las empresas no cuentan con una estrategia clara, ni se fijan unos objetivos concretos, a la hora de apostar por su presencia en las redes sociales. Esto es así hasta tal punto, que en muchas ocasiones no es extraño encontrarse con pequeños negocios locales que han desarrollado una sólida estrategia social, de la que claramente se benefician, mientras que grandes corporaciones hacen esfuerzos baldíos por mantener una presencia de la que no obtienen suficiente retorno que compense la inversión.

¿Qué están haciendo mal las empresas -y nosotros, sus agencias- que hace parecer que marchan con el paso cambiado en materia “social”? ¿Cuáles son los principales errores que cometen? Quiero aprovechar esta entrada para marcar una serie de apuntes, sin otra pretensión más que para que sirvan de punto de inicio a la reflexión.

1-Ceguera.

Hay que definir claramente que se espera de las redes sociales. Una empresa industrial no puede esperar vender productos al público residencial. Las amas de casa no están interesadas en cojinetes. Sin embargo, su presencia en social media puede ser una extraordinaria estrategia de SEO, o de imagen de marca. Ir a las redes sociales sin antes definir un plan de actuación y unos objetivos, es como intentar navegar por internet a ciegas… es muy probable que se acabe en un casino online. O peor.

2-Dispersión.

No todas las redes sociales son interesantes para una empresa, y mantenerlas al día cuesta un esfuerzo laboral y financiero importante. Es por ello que se hace necesario seleccionar bien, establecer unos objetivos y apostar con decisión para alcanzarlos.

3-Narcisismo.

Las empresas tienden a hablar continuamente de sí mismas, de lo que hacen y, sinceramente, eso suele ser poco relevante para su público potencial. Si la presencia online fuese sólo para el autobombo, esta entrada estaría hablando de Carvajal&Portell y, probablemente, no te habrías parado a leerla. Lo que es interesante es saber qué le preocupa a tus clientes, y ofrecerles esa información, aportándole valor añadido y demostrando que sientes sus mismas inquietudes y que eres un experto en tu sector de actividad. Una red social NO es un canal de venta. Una red social, puede ayudarte a vender.

4-Estanqueidad.

Hay muchas empresas en las que la información interdepartamental no fluye con naturalidad. La gestión de las redes sociales no incumbe sólo a marketing, o a RRHH, es una actividad que debe involucrar a todos los departamentos de una empresa pero, la responsabilidad última de la gestión debe estar en manos de un único departamento, un departamento con una decidida orientación a cliente.

5-Mi anillo… mi tesoro…

Es muy característico de las empresas con un modelo de negocio B2B, proteger los datos hasta el punto de que nunca llegan a hacer uso de una información que podría posicionarles favorablemente en el mercado, por miedo a que sus competidores tengan acceso a esa misma información. No se trata de publicar en luces de neón la fórmula de la Coca Cola, pero hay que ser conscientes de que, los líderes en cada mercado, las empresas competidoras de referencia, no suelen destacar por guardar silencio.

6-Tacañería.

Si una empresa apuesta por su presencia en redes sociales, debe asignar un presupuesto razonable. Es muy habitual que las empresas designen a un becario o a otro perfil sin experiencia y multitarea, para algo tan importante como gestionar su presencia de cara al gran público. Eso es un error. Las empresas deben dedicar atención, esfuerzos y recursos a potenciar su presencia en redes sociales. Al mismo tiempo deben apoyar esta presencia por estrategias SEM muy bien segmentadas, y lo que es más importante… medir, medir y medir. Analizar la pléyade de métricas disponibles en las campañas online, y optimizar constantemente el gasto en busca de alcanzar los objetivos inicialmente establecidos.

7-Falta de actividad.

Si tienes un canal abierto, aliméntalo o ciérralo. No lo dejes languidecer demostrando a tus posibles clientes que eres ineficaz en algo tan básico como la comunicación. Por precios más que razonables, se puede mantener vivo una red social, con información mensual, actualizada y relevante.

8-Obsesión por los seguidores.

Es mejor conseguir un puñado de seguidores relevantes, que cientos de miles que te ignoran. Esta premisa se explica en sí misma.

9-Sordera.

Uno de los principales valores de las redes sociales es su capacidad de retroalimentación. Ningún estudio sirve para decirte qué hacer para conducir tu empresa a buen puerto, pero sí que sirven para decirte qué no debes hacer. Escucha a tu público y contesta con honestidad. Sólo así serás capaz de aportar valor en el mercado.

10-Ni apocalípticos, ni integrados.

En cierta ocasión tuve la capacidad de conocer un consultor que hablaba de las redes sociales, a un cliente común, como si fueran el Bálsamo de Fierabrás. Era una de esas personas capaces de encajar cinco veces la palabra paradigma en una frase (juro que la frase no tendría más allá de 16 ó 18 palabras) Admirable. Admirable e inútil. Por otro lado hay personas a las que les he oído decir que “no creen” en las redes sociales. Como si lo que ellas creyesen o no fuese relevante para que las realidad de su entorno exista o deje de existir.

Es cierto que no se deben levantar expectativas que no se pueden cumplir. Pero también es cierto que nuestra ignorancia no puede ser el eje de nuestros análisis (parafraseando a Machado: “Castilla miserable, ayer dominadora, envuelta en sus harapos desprecia cuanto ignora.”). Es normal que el mundo evolucione a mayor velocidad de lo que hacemos nosotros, pero no podemos vivir para siempre en el pasado.

Las redes sociales no son la herramienta de marketing definitiva, ni mucho menos. Ni tampoco son producto de una moda pasajera, son el resultado de la evolución de la capacidad comunicativa de las sociedades avanzadas. Están ahí, a nuestra disposición y van a seguir estándolo ya para siempre.  No van a resolver nuestros problemas, pero si somos astutos, las podremos utilizar a nuestro favor. Eso sí, serán siempre un elemento más, y relevante, del mix de comunicación que nos permita alcanzar nuestros objetivos. En nuestra mano estará siempre adaptarlas a la medida de nuestras necesidades.

Probablemente habría otros apuntes mucho más interesantes que aportar a un debate serio y sesudo, pero por lo que a mí respecta, los que he puesto sobre la pantalla ya suman 10, que es una cifra redonda -algo así como un hito-, bonita y más que respetable para un simple publicitario, que no es más que una persona que observa lo que tiene a su alrededor y dice lo que le parece. O lo que le dejan.

Alberto F. Carvajal

 

Pin It on Pinterest