(+34) 946 521 472 info@carvajalyportell.com

Entre los días 15 y 17 de abril se ha celebrado The London Book Fair, uno de los encuentros mundiales más importantes organizados alrededor del libro y la edición de contenidos. Tres días, miles de expositores y profesionales y numerosos debates y conferencias de forma simultánea: Samsung Electronics Co, Innovate while you think, Marketing to the Ageing Consumer, Blogging: The New Community, 360º Publishing Strategies in the Digital Era …

Gabriel Portell estuvo presente con el fin de identificar las últimas tecnologías relacionadas con la edición digital y las tendencias en comunicación on line. Grandes corporaciones tecnológicas como Nokia, Sony o Samsung mostraron sus productos y soluciones más avanzadas para la lectura de contenidos. El creciente número de usuarios que navega en internet y lee a diario en dispositivos móviles, ha multiplicado la oferta y cada vez son más las compañías que se suman a esta carrera.

Pero ¿cómo afectan las tecnologías desarrolladas entorno a la edición digital a las empresas que se encuentran inmersas en proyectos de internacionalización? La edición de catálogos corporativos en formato digital ofrece importantísimas oportunidades al mix de herramientas de comunicación de marketing, ya que permite su actualización inmediata en los dispositivos del cliente. ¿Podríamos imaginar un catálogo que hiciese llegar al instante nuestras últimas referencias, modificaciones o actualizaciones de producto, a nuestro cliente final? ¿Tal vez un catálogo que fuese incluyendo nuevos idiomas, según se incrementase nuestra presencia en nuevos mercados? ¿Un catálogo que, una vez actualizado, enviase una notificación al teléfono móvil de nuestros clientes, para avisarle de que existe disponible una nueva actualización para su descarga? ¿Un catálogo que jamás se quedase obsoleto? ¿Un catálogo que incluyese audio y vídeo interactivo? La edición digital es comunicación y la comunicación es valor de marca. La edición digital es un canal de comunicación que nos permite llegar hasta el bolsillo de nuestros potenciales clientes.

La abundancia de información en Internet, la popularización de los dispositivos así como la ubicuidad de conexión mediante redes wifi o tecnología 3G, hacen que la optimización y actualización de las webs corporativas sean un requisito indispensable para capitalizar la presencia on line. Antes intuíamos y hoy sabemos que internet es una vía de captación de nuevos clientes. Y ahora observamos cómo esos clientes acceden a la información desde esos nuevos móviles o tabletas, en el metro, en la calle o en cualquier momento de espera. ¿Está nuestra página web bien diseñada para que nuestros clientes naveguen en ella cómodamente?