(+34) 946 521 472 info@carvajalyportell.com

Ante la llegada de los nuevos dominios (gTLDs) que entrarán en funcionamiento a lo largo de los tres próximos años, se ha constituido el Trademark Clearinghouse, un registro de marcas global, que permitirá a los titulares de las mismas proteger sus intereses en la red.

Los nuevos dominios van a representar un importante cambio en Internet y convivirán con los actuales (.com, .net, .org, .info, .biz, .es… etc.) Cada nueva extensión puede representar un nombre comercial (p. ej. .apple, .repsol…) pero aquellos que sean nombres genéricos  (.hotel, .app, .sevilla), podrán ser utilizados para revenderlos a terceros que pudieran estar interesados en ellos.

 

El registro de dominios puede convertirse así en una auténtica pesadilla para las grandes marcas, que si hasta la fecha invertían importantes cantidades de dinero en la protección de sus denominaciones comerciales en la red, a partir de ahora van a ver como sus esfuerzos se multiplican por más de mil nuevas opciones.

Es en este escenario donde aparece Trademark Clearinghouse, como garantía para los titulares de las marcas. Quienes hayan registrado sus marcas en este nuevo registro tendrán derecho a solicitar un dominio gTLDs en la fase de prerregistro, que será preferente para las grandes marcas. Cada vez que un tercero solicite un dominio que coincida con la marca registrada en Trademark Clearinghouse, se enviará una alerta al titular de la misma que le dará la posibilidad de emprender, o no, las acciones que considere oportunas para defender su imagen corporativa.

 

El Icann prevé un procedimiento rápido y sencillo en los casos en los que se produzca una infracción de marca, que permitirá el bloqueo de un dominio en el caso en que haya sido solicitado de mala fe, sin que el titular cuente con los derechos legítimos.

La irrupción de los nuevos dominios gTLDs va a tener importantes consecuencias para las marcas en el ámbito de la internacionalización, ya que va a cambiar la forma de buscar, posicionar y destacar los negocios en la red. El Trademark Clearinghouse es una medida de prevención y de defensa de las marcas que puede llegar a ser muy interesante para aquellos que apuestan por la internacionalización de sus productos bajo el paraguas de una marca única, una especie de vacuna frente a ciertos abusos que, en la actualidad, están sujetos a manipulaciones especulativas de quienes carecen de derechos sobre una marca y sobre los cuales sólo se puede actuar una vez que se ha efectuado el registro fraudulento, a través de procedimientos de resolución de conflictos, en muchas ocasiones, cuando el daño ya está hecho.